¿Cómo podemos hacer sobrevivir a nuestras empresas a la crisis?

949574_-jigsaw_world

Aprovechando la Era global para capitalizar la crisis

Me arriesgo afirmando mi juicio, pero estoy seguro que todos los que están leyendo, se vienen preguntando esta cuestión.

¿Qué podemos hacer para innovar?¿Qué podemos hacer para que nuestro negocio sea altamente productivo, durante la crisis que se vive hace tiempo a nivel mundial?

Cabe aclarar, que todo lo que digo a continuación, es asumiendo que como base, se es emprendedor, entusiasta y se está comprometido con el éxito (por lo menos el propio).

“La crisis” como tal, no tiene mucho que ver con nosotros,  por lo menos no la aquella en la que voy a estar enfocando este artículo,  pero si nos afecta, y mucho. Esta crisis, nace bastante lejos de Argentina, más precisamente en USA (para entrar en detalles, tendría que explayarme mucho más, y para ser sincero, son temas en los cuales hago agua ya que no soy un experto en política, economía, guerra, etc. etc.) debido a diferentes variables, pero lo importante a tener en cuenta, es que no fue un solo hecho, si no años de malas prácticas y políticas.

Mi tesis sobre “¿Cómo capitalizar la crisis desde Argentina?”  se basa en 5 ejes:

1)    Sintonizar con el cliente: Hoy más que nunca, veo fundamental generar conversación con nuestros clientes, en pos de sincronizar esfuerzos, y estar orientados hacía los mismos objetivos, brindando apoyo y colaborando en la permanencia y rentabilidad de nuestros clientes. Es fundamental la comunicación efectiva y el contacto directo con el cliente. Si queremos realmente sintonizar deseos, necesidades y preocupaciones, realmente tenemos que acercarnos a ellos, y enfocarnos en sus preocupaciones y deseos, y no en nuestra necesidad de venta.

2)    Conversar con los empleados: Si bien remarco la importancia de hablar con nuestros clientes, es de igual vitalidad mantener una conversación fluida con nuestros colegas de trabajo (empleados, pares, superiores, etc.). Transmitir la visión que tenemos del negocio, hacia donde nos estamos dirigiendo, y que estrategias tenemos pensadas implementar son una parte, pero es fundamental lograr una conexión, y sintonizar sus preocupaciones: que quieren, a donde quieren llegar profesional y personalmente, cuales son sus planes de carrera. En época de crisis, donde en muchas compañías eligen deshacerse de personal “por las dudas”, es fundamental conversar con nuestro personal, para dejar en claro nuestro estrategia, y evitar un malestar general, para poder continuar en carrera.

3)    Oferta innovadora (Agregar Valor): Resulta difícil creer que podremos seguir siendo rentables, ofreciendo el mismo producto/servicio, de la misma forma que lo haciamos antes, y produciendolo de la misma forma que lo hacíamos antes.  La crisis trae incluidos cambios paradigmáticos, cambios estructurales. No basta con que adoptemos estos cambios, si no debemos desafiarlos, y crear nuevas opciones, nuevas ofertas de valor agregado. El hábito de  centralizar nuestro core de negocios en los productos, y no en los clientes dejó de ser valido, como así también creer que agregamos valor al cliente concentrándonos en que podemos mejorar internamente, sin descubrir que es lo que el cliente está sintiendo.

4)    Reducción de costos (para el cliente): Otras épocas (de mayor abundancia) nos intentaron convencer y lo lograron que debíamos concentrarnos en hacer un producto / servicio óptimo cost-effective, con el fin de mejorar la producción (evitar esfuerzos, desperdicios, dobles trabajos, horas muertas, etc.). Siguiendo con la idea que se viene planteado, al sintonizar con nuestros clientes, podremos identificar que fin, que objetivos persiguen, y realmente ayudarlos en una reducción de costos con base en nuestra oferta.

5)    Compromiso con el éxito de nuestros clientes: Sencillamente, velar por sus intereses, y preocuparnos por que alcancen sus objetivos. Al fin de cuentas, si nuestro cliente zozobra, no tendremos más cliente 🙂

Gracias a la globalización, y los diferentes avances tecnológicos en las comunicaciones, hoy en día estamos capacitados para ofrecer un sin fin de productos y servicios desde nuestra querida Argentina.  Algunos ejemplos que se me ocurren son:

•    Desarrollo de Software,
•    ensamblado de hardware (de todo tipo, desde PCs, Laptops, Servidores hasta telefonos celulares),
•    capacitaciones y training,
•    consultoria,
•    Servicio de ContactCenter y Help Desk,

La lista es mucho mas extensa, y crece constantemente. Imagine su producto o servicio ahí,  y a hacerlo realidad! Manos a la obra!

¿Qué opinan?

Responder a Pablo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 3 Comentarios

  1. Matias

    Muy interesante, yo la verdad que tampoco entiendo perfectamente que fue lo que paso con la crisis, mas alla de que fue un abuso del sistema durante mucho tiempo, y q era logico q en algun momento explotaba todo.

    Me parece muy atinado el hecho de poner mucho enfasis en lo que necesita el cliente y en como hacer para q este triunfe. Es muy coherente esta idea, tan simple como lo ultimo que comentabas, si al cliente le va mal, se nos va el cliente.

    Mas alla de todo los problemas que la crisis financiaera genera, me da la sensacion de que es un momento en que la argentina podria aprovechar para ver que necesidades tienen, tanto las empresas norteamericanas como las europeas. La realidad es que desde aca se puede brindar un servicio mas economico, y de igual o mejor calidad que en cualquier otro lado.

    Lo mas importante, como casi siempre, y como en casi cualquier ambito, es rodearse de gente comprometida, confiable y con ganas. Si se logra eso, me parece que es un momento en donde se pueden hacer cosas muy, pero muy buenas.

    Salud!

  2. Pablo

    La verdad muy interesante (se ve que presta mucha atencion en las clases jejej) Creo que como decias lo primordial pasa por realmente escuchar a nuestros clientes (tanto al externo como al interno) ya que en tiempos en los cuales hay mucha incertidumbre hay que adaptar nuestra oferta en base a lo que ellos nos puedan decir

    Saludos y nos vemos

  3. Pingback: Hay lugar para la innovacion? – Dejando de ser Dispatcher « Liderar en la Era 2.0