Hay lugar para la innovacion? – Dejando de ser Dispatcher

Crisis financiera, problemas económicos, incertidumbre y miedo son algunas de las palabras que vienen llenando las tapas de los diarios de los últimos meses.

Algún tiempo atrás escribí este artículo sobre la crisis y como podriamos enfrentarla, desde mi punto de vista.

En la tesis que presenté, me basé en cuatro matrices fundamentales:

1)    Sintonizar con el cliente:
2)    Conversar con los empleados:
3)    Oferta innovadora (Agregar Valor):
4)    Reducción de costos (para el cliente):
5)    Compromiso con el éxito de nuestros clientes:

Hoy, me gustaría hablar sobre un tema relacionado con el punto número 3, que es la el espacio para la Innovación.

Como siempre, baso todo lo que escribo en mis experiencias, lecturas, charlas y conversaciones, etc; y esta no es la excepción.

En varios post he  hablado  sobre perseguir la zanahoría y dí algunos ejemplos que, a mi entender, nos hacian caer en este ciclo eterno de persecución sin éxito. Uno de estos items (y el que más preocupado me tiene) es la lista interminable de e-mails que llegan y requieren nuestra acción.

Discutir si son muchos o pocos me parece innecesario ya que se limita a la subjetividad del destinatario de dichos correos, pero personalmente, siento que día tras día me voy convirtiendo en un despachante de e-mails. ¿No sintieron alguna vez que para encontrar a algún compañero de trabajo es suficiente ir a su escritorio? El deberia estar ahí!! Justo detrás de tu cliente de correo!!

La voragine lleva a que no nos cuestionemos sobre la importancia de este nuevo sombrero (e-mail dispatcher specialist*), y el porcentaje de tiempo que le dedicamos a ello.

Volviendo al tópico original, para poder ofrecer una oferta innovadora es fundamental generar innovación. Y si señores, creo que la innovación se puede crear, o por lo menos la podemos ayudar generando espacios para innovar. Creandonos el tiempo disponible para mirar por la ventana y que nuestra cabeza se libere un poco, analizando colateralmente nuestros productos y servicios con el fin de proponer estas benditas ofertas innovadoras, y no estar todo el día cual conejo con su zanahoria.

A modo de conclusión me digo.. que contradictorio, no? Una herramienta tan importante como el correo electrónico, se convierte en nuestra principal limitación para ofrecernos un valor agregado ilimitado e inmaginado!

Permitanmé preguntarles:

¿En tu caso cuanto tiempo le dedicas a leer y contestar correos?

¿25%?

¿50%?

¿75%?

¿¿¿100%??? Enserio? Wow, que frustrante sería perder el trabajo porque estamos todo el tiempo, solamente viendo correos, verdad? 😉

Les propongo un recreo de -por lo menos- 20 minutos, piensenló y arranquemos la conversación!!

NOTA: Para aquellos interesados en profundizar el tema, les recomiendo El Futuro de la Administracion de Gary Hamel.

* e-mail dispatcher specialist tiene copyright 2009 de rodonasifsalum.com.ar ya que estoy escribiendo un libro que va a ser excesivamente caro sobre como ser el mejor E.D.S. en 30 días 😉

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 5 Comentarios

  1. Hola gente!

    Interesante…. A ver, me hace algo de ruido que en la lista inicial decia

    3) Oferta innovadora (Agregar Valor)

    y en el post se hace hincapie (pie en tierra de Incas, dirian Les Luthiers…;-) solamente de innovacion. Yo quisiera levantar la mano:

    – Lo principal es agregar valor
    – Uno puede agregar valor al cliente, con algo que, en si, no es una oferta innovadora, sino simplemente algo que ya hicimos 18 veces, pero es nuevo PARA ese cliente, que no lo penso, y que le agrega valor a lo que hace el cliente.
    – Algo innovador, pero que no agrega valor al cliente, no va, o hay que revisarlo.
    – Innovar no es siempre crear, puede ser simplemente tomar lo que ya existe y combinarlo para generar valor para el cliente.
    – Para innovar y no crear valor, ya estan la maquinas de Rude Goldberg
    http://en.wikipedia.org/wiki/Rube_Goldberg

    Con respecto a leer y contestar emails:
    – Si eso agregar valor al cliente, esta bien
    – Si no agrega valor al cliente, revisarlo

    Tengo un caso donde leer y contestar emails agrega valor a un cliente: por ejemplo, en el soporte de una comunidad que utiliza un software. A veces, los desarrolladores de software piensan que el producto es el software. Pero y el soporte? La evangelizacion? La discusion de dudas? En muchas empresas de software, hay gente dedicada a leer y contestar emails de la comunidad, PORQUE AGREGA VALOR.

    Ese es el punto: no innovar, sino agregar valor.

    Espero se haya entendido algo, y haya agregado algo de valor…. 😉

    Enlaces sobre innovation
    http://delicious.com/ajlopez/innovation

    Nos leemos!

  2. Wally

    Voy a empezar citando una frase de tu posteo: “…¿No sintieron alguna vez que para encontrar a algún compañero de trabajo es suficiente ir a su escritorio? El deberia estar ahí!! Justo detrás de tu cliente de correo!!…”. Interesante, sin dudas, y oportunísimo para el sustento de este comentario. Y añado para proseguir una frase que dije ayer, ante alguna persona que se dignò a dejar de ser dispatcher para escucharme “…Yo puedo ser la mano derecha de Sam Palmisano, y no sentirme lleno…”.

    A nivel objetivos, el trabajo está bien, al menos el mío. Es evidente que si creo que està todo fenómeno, me estoy dejando ganar por mi complejo de superioridad. Siempre hay algo para mejorar, un puntito màs que está hace tiempo interfiriendo en una línea contínua y nos hace tropezar, al cual debemos pasarle la aplanadora por encima para no golpearnos al caer…

    A nivel personal, mi trabajo deja mucho que desear. Desde mi punto de vista, y desde los de casi 100 personas con las que comparto el ambiente. Si un tipo que està a 2 escritorios de distancia te manda un mail para decirte “loco, que bueno lo tuyo” estamos ante un inconveniente. Yo sé que cuesta despegar la tela de vestir de la tela de la silla, pero el valor de la palabra no se compara con nada. ¿Han pensado alguna vez que entregarle a alguien un pedacito de plástico que diga “por su dedicaciòn y esfuerzo, le hacemos los honores entregándole este cachito de plástico” es mucho más valioso que un mail, o una recompensa económica anónima? Si no tuvieron la oportunidad, piénsenlo en el receso de 20 minutos que propone Rodo.

    Hay quienes se jactan de tener un nivel elevado de comunicación efectiva, de “llegada” que le dicen. A mi me falta horrores para eso. Si tuviera que evaluarme en ese aspecto de 1 a 10, mi nota sería -3, aunque no espero que lo siga siendo por mucho tiempo. Pero eso sí, y lo habrán notado: cuando tengo un rato libre, me gusta divagar por los pasillos, e inmiscuirme entre todo el montón de gente sin distinguir roles ni puestos jerárquicos. Algunos miran atónitos, como pensando “¿y a este que le pasa?”. A ellos les digo señores, pretendo mejorar. Y salir de mi silla y del rol de EDS, es para mí el primer adoquín del empedrado.

    Saludos amistosos.

  3. No creo que sea necesrio mirar por la ventana para ser innovador. A mi se me han ocurrido montones de ideas, algunas ya aplicadas, algunas descartadas, al mismo tiempo q realizo una tareas. Para mi el parametro para pensar en algo nuevo, siempre fue la molestia. Si una tarea X, me genera malestar, trato de buscar una manera en que me sea comoda, o al menos, me lleve menos tiempo realizarla.

    Y al revez funciona tambien, es muy dificil ser innovador, cuando estas comodo con lo q tenes, a veces buscar la incomodidad, es un camino a nuevas creaciones..

    Salud!

  4. Pingback: Work at Home ≠ Day Off | Liderar en la Era 2.0 - Rodo Nasif Salum

  5. Pingback: El problema de tener muchos sombreros « Liderar en la Era 2.0