Diferentes generaciones

Estamos en el comedor del trabajo tomando un café, y pasan tres chicos con look punky y uno de mis acompañantes dice “Ves, una violación zarpada al código de vestimenta“.

La reflexión que quiero narrar, no es sobre el código de vestimenta (ya he hablado antes, y creo que está clara mi posición). Esos chicos, eran Generación Y en su plenitud.

Para los que no lo saben, Generación Y son aquellos nacidos entre 1981 y 1993. Si bien, la mayoria de la mesa que estaba compartiendo entrábamos en la misma “generación”, había una diferencia enorme entre los chicos que habian pasado y nosotros.

Los de la mesa, vestidos a rajatabla (casi resándole al Código de Vestimenta), los otros con remeras, jeans, zapatillas, etc. La mesa, hablando sobre algunos problemas del trabajo y los punkies iban charlando sobre música.

En ese momento, empezó la reflexión que voy a resumir:

Si me preguntás que me gusta y cual es mi ideal de trabajo (o lugar de trabajo), es más parecido a ellos que a nosotros. Muchas compañias estan cambiando, y abriendole las puertas a Generación Y, y dentro de 2 o 3 años a la Generación Z (arranca en el 93, 94.. todavía es ilegal!!). El gran freno y palo en la rueda para que las empresas implementen estos cambios, y que todos disfruten de ellos, son las generaciones anteriores!

Si llevas 10, 20, 30 años en la empresa, viviste épocas muy distintas a la actual. Donde el teletrabajo, el consenso y las reuniones descontracturadas no eran ni siquiera un sueño de una noche de verano.

Y fueron esas épocas las que fueron moldeando a estas personas (me incluyo, parcialmente)

Lo que más me preocupa, es el choque entre Generaciones Yes. Como en nuestro caso, estábamos hablando de diferencias entre gente de la misma generación: Por qué, entonces somos tan diferentes?

Mi respuesta: Porqué nos tocó vivir realidades distintas, de una misma compañía. Los más viejos (en cuanto a longevidad dentro de la empresa) trabajamos en lugares donde reinaban políticas absurdas y obsoletas, pero para el que no cumplía había -otra- política de castigos.

Esto nos formó a muchos, pero es bueno cruzarse con gente de la misma generación sin esos vicios.

El hombre es un animal de costumbres, y aunque estas sean el mal trato profesional o las reglas absurdas, de todas formas nos acostumbramos.

Quizás, estos Generación Y más antiguos tienen que cambiar de habitat para ser los nuevos Generación Y. How knows?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay un Comentario

  1. Que interesante mirada sobre las generaciones Rodrigo. En lo personal estoy en la puerta de las generaciones pues nací a fines de los ´70. A pesar de sentirme joven, vital y móvil… soy conservador en muchos aspectos y generalmente las nuevas tendencias chocan contra mi muro aun rígido, por haber sido criado a la antigua.
    La libertad de formas, costumbres y nuevas culturas no deberían, a mi humilde entender, opacar principios y verdades que se mantendran en el tiempo, sin distinguir épocas, ni razas, ni momentos.
    Laboralmente, desde que comencé como cadete con la magnífica tarea de gerenciar la limpieza de baños, tuve poca voz y voto, en la toma de decisiones. Solo recibia órdenes y las cumplía pensando, mi jefe (papá) sabe porque va ese detergente y no el otro.
    Hoy lo veo a mi hermanito Yoni en sus comienzos, transitando el mismo camino y me cuestiona absolutamente todo! Quiere saber siempre el porqué! Tiene criterios y me desafía cada situación, con una motivación muy diferente a la mia. (aclaro que trabajamos juntos). Digo, ninguno de los dos modelos, ni el mio, ni el de él estan bien o mal. Son distintos!
    Creo que me fuí por las ramas, pero solo quise aportar mi granito de arena! Y mi día a día a tu blog.

    Un abrazo!

    Jorge