Como gestionar un fracaso

No tengo muy claro como me vino a la cabeza el tema… Escribí el título y después redacté algunos renglones que van a poder ver en ‘Algunas ideas sueltas‘. Como me dí cuenta que poco sabía del tema en profundidad lo googlee. La mayoría de los blogs que me encontré tenían una premisa fundamental como factor común:

El fracaso es necesario para alcanzar el éxito

Suena trillado, ¿no? Claro, la vida es una sucesión de hechos: a veces fracasos, otras triunfos. Pero, ¿cómo gestionar con éxito un fracaso? (Para los que saben de plan de negocios, quizás se les ocurra relacionarlo con la ‘estrategia de salida‘). Desde que tengo memoria, me ha toca lidiar con diferentes situaciones que eran un fracaso cantado: Factores externos desfavorables, mal timing, etc. pero no en todos he podido gestionar esos ‘fracasos’ de la mejor manera.

Hace algunos años decidí abrir mi propia empresa, y no fue más que un conjunto de malas decisiones. Muchas de las variables que estaban a mi alcance no las supe pensar (con quien asociarme, por ejemplo o hacia donde apuntaba en el largo plazo), y todo fue contribuyendo a que la salud de la empresa se vaya deteriorando. El problema, y la lección que hoy rescato, es que una vez diagnosticada la inexorable defunción de la empresa, tampoco actué como un buen gestor (omisiones, desgano que se incrementaba cada día, etc.).

Años después, y de vuelta en el mundo corporativo me tocó enfrentar situaciones similares, como por ejemplo gestionar la transición de clientes que decidían rescindir nuestros contratos. En estas ocasiones me encontré siendo más metódico, comprensivo del contexto y con ganas de resolver el conflicto (que perdíamos un cliente, y poco se podía hacer al respecto). Pero considero que mi rol en esos casos es fortuito y transitorio, en cambio me he encontrado con personas que solo funcionan en ese tipo de situaciones: Los llaman cuando hay algún problema sin solución y que necesita un acompañamiento especial hasta su desenlace.

Releo y me doy cuenta que este post tiene mucho más catarsis que otras veces… 

Algunas ideas sueltas:

  • Muchas veces me encontré fracasando porque no me sentía muy bien conmigo mismo. Más allá que la situación -en ese momento- parecía adversa, cuando logré salir de mi propio malestar encontré una puerta esperándome.
  • Cuando un proyecto propio está yendo en picada y nada puede revertirlo, es cuando más pilas hay que ponerle. Transicionar con éxito un fracaso, requiere más energías que empezarlo.

Foto por 4rilla

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 2 Comentarios

  1. Pingback: Tweets that mention Como gestionar un fracaso « Liderar en la Era 2.0 -- Topsy.com

  2. Gabo

    Hola Rodo, buen post/catatrsis.

    En algunos libros de Leading dicen que lo mejor que te puede pasar en un emprendimiento es encontrarte con un fracaso (quiebra) en el corto plazo ya que esa experiencia te fortalece y prepara para los futuros emprendimientos. Abrazo