Hablar de innovación no cuesta nada

Se lee mucho de innovación (porque se escribe mucho sobre innovación).

Se escucha mucho sobre innovación (porque se habla mucho sobre innovación).

Las empresas arman equipos enteros auto denominados “Innovadores”. Pero no creo que, por ejemplo, India cuando se planteo ser el proveedor de servicios de tecnología y sistemas de mayor importancia del mundo haya salido de un Equipo de Innovación. O cuando google generó su modelo 70/20/10 lo haya hecho en un proceso de innovación explícito (es más, el que le dio vida fue Eric Schmidt).

No le veo ningún acierto a reservar la innovación para un equipo o personas en especial. Por empezar, creo que psicológicamente puede impactar en la autoestima del resto de la organización (Si hay un equipo de Innovación, significa que el resto no lo es?), por el otro lado creo que con el tiempo puede llegar a deformarse la idea, convirtiéndose en  gestores de proyectos más allá de su % de innovación.

Yo soy un convencido de que no se le puede decir a alguien que innove o que sea creativo. Se puede generar un ambiente, una atmósfera donde la innovación pueda florecer pero no se puede obtener grandes ideas solo porque se lo desea (u ordena). Quizás es mi error conceptual asociar innovación (e invención) y creatividad con grandes ideas, puede ser. Solo lo digo para que quede claro a que me refiero.

Innovación = Grandes Ideas

Soy partidario de estudiar como generar esos ambientes y convertir en posibles innovadores a cada uno de los miembros de la organización. ¿Qué cuesta dinero y muuucho tiempo? Si, claro! Pero piensen en lo que se ahorrarían si ya no necesitan un equipo especial que “innove”? Esto se llama Innovación Transversal, porque permite que podamos generar valor no solo para nuestra área de competencia, sino para toda la organización (o comunidad) permitiendo también que otras personas hagan lo mismo para con nuestras áreas. En todo caso no veo mal un equipo dedicado a pensar la innovación, pero creo que le aportaría más valor si lo que hace es pensar como pueden generar un ambiente para que la innovación transversal se dé y no solo que nazcan ideas de un grupo limitado de personas.

Volviendo al caso de India: Imaginen que tanto crecieron como central mundial de outsourcing que ahora están empezando a sub-contratar lo que ellos ya no pueden absorber (y costos vs. Europa y huso horario, claro).

En fin, hablar de innovación es cool y no cuesta nada, así que todos nos podemos darnos el lujo de opinar y -por qué no- ser innovadores.

 

Foto por Michael Jastremski

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 2 Comentarios

  1. M

    Cito textual: ” […] con el tiempo puede llegar a deformarse la idea, convirtiendo en gestores de proyectos más allá de su % de innovación.” 120% de acuerdo Rodo.

  2. L

    Lo particular de las soluciones creativas es que surgen en tiempos de crísis, casi siempre cuando no hay recursos para implementar soluciones. Esas soluciones creativas pueden ser innovadoras o no. Para mí sólo lo son cuando se encuentra una nueva asociación, cuando se descubre que un cosa puede ser reemplazada por otra. Es una analogía, y entiendo que es una virtud innata que debe ser cultivada. Pensar que todos pueden llegar a proponer soluciones creativas es una ilusión, porque aunque parezca fácil no todos pueden… aún teniendo el don. Encontrar aquello que puede reemplazar a lo otro requiere conocer todo aquello “que se parece a”, y pensando en IT conocer todas las variables (logística, programación, delivery, etc) es prácticamente imposible por eso intuyo que se construyen equipos de “innovación”, para gestionar entre todas las partes que pueden llegar a estar involucradas en el proceso de encontrar soluciones. Buen post! Espero que se entienda lo escribí a las corridas jajaja