¿Amo lo que hago?

Estar contento con algo mientras “vas ganando” es fácil. Eso no es un indicador para saber si amas lo que estás haciendo. Pero cuando vas perdiendo… cuando estas tan rezagado que ya no ves al primero… Es justo ahí donde realmente cuenta.

¿Seguís o te rendís?

Muchas veces miro para atrás y pienso si hago lo que amo o si amo lo que hago. Los lectores más estrictos quizás me digan que es lo mismo y estoy de acuerdo con que, al final del día, sea casi lo mismo. Pero la diferencia es algo muy sutil, y radica  en su origen:

  • Amo lo que hago: Por alguna razón realizo una actividad (un deporte, un trabajo, lo que sea) que, con el tiempo, aprendí a amar y disfrutar muy profundamente.
  • Hago lo que amo: Soy uno de esos aventureros que tiene muy claro que quiere en la vida, y encima puede vivir de ello (jugador de fútbol, diseñador de autos F1, etc.).

Como dije, cualquiera de las dos tiene que ver con la felicidad y el amor por lo que se hace, lo que cambia es como se llegó a ese amor. Muchas veces medité sobre cuál de ellos era mi caso pero nunca llegué a una conclusión. A veces pienso que estoy de un lado, aunque muchas veces pienso que estoy del otro, pero también debo reconocer que me ha ido muy bien: Práctico desde los 8 años el deporte que elegí, a los 18 años pude entrar a la compañía que quería, cuando quise buscar rumbos nuevos lo hice, y ahora estoy escribiendo un libro sobre una de las temáticas que más me apasiona. Entonces, ¿cómo saber si hago lo que amo o si amo lo que hago? ¿Qué fue primero? ¿Me encantaba lo que estaba emprendiendo o me gustaba el “éxito” asociado?

Cuando el final del cuento es feliz, ¿qué importa? ¿Para qué analizar todo esto si me fue bien? Bueno, visto de esa manera puede que no tenga sentido. Pero créanme una cosa: Es fundamental meditarlo, porque si se nos empieza a complicar y no es algo que amamos no vamos a ponerle el mismo corazón como si fuera algo bien nuestro, ¿no creen? En mi caso, cuando hago algo por compromiso y -ENCIMA- presenta alguna dificultad, todo se me hace cuesta arriba y no encuentro la mínima motivación para seguir adelante. Cuando me encuentro en situaciones así (algunas veces más de las que me gustaría) me acuerdo una de las frases que más se me quedaron grabadas, que se la escuché decir hace muchos años a Mario Mouche:

La victoria está 5 minutos después de que el resto se rinde

Lo que te moviliza lo sabes solo vos, y si estas pasando por un momento duro, donde todo cuesta más, seguí adelante. Si es lo que amas, la motivación va a aparecer sola. Si no es lo que amas, vas a tener que hacer algo al respecto para cambiarlo. Quizás ahí encuentres la motivación para sortear el mal trago. Al fin y al cabo, amar lo que haces o hacer lo que amas no es un destino, sino el camino 😉
Foto por humbletree

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 5 Comentarios

  1. M

    Como simpre, es difícil no estar de acuerdo con vos, excelente Rodo! 🙂 Lo que sí me parece que valdría la pena aclarar es, como decís, tener clara esa diferencia sobre “amo lo que hago” y “hago lo que amo”; vamos a tener que saber diferenciar esos momentos para poder afrontar las situaciones difíciles de la manera que sea necesario. Si yo se que me va a costar atravesar una situación difícil, entonces ya estoy en condiciones de asimilarlo mejor y tomar otra actitud, o no. Abrazo!!

  2. La verdad, no solo me siento identificada, sino creo fervorosamente que si amas lo que haces no te puede ir mal, al final del camino la recompensa existe. Muchos pueden deducir que suerte que tiene este, que acomodo aquel, lo cierto es que sin pasión y sin la búsqueda todo es mas dificil.
    Como también fue dificil mi decisión de dejar la “comodidad” de un trabajo seguro porque me alejaba del camino que queria….
    Hoy, yo tambien AMO LO QUE HAGO y por sobretodo lo DISFRUTO!

  3. Que post para pensar este Sabado a la tarde y en estos momentos de mi vida. Hace mucho le dije a un entrenador mio “En tal club los chicos hacen lo que quieren” y el tipo me contesto “En este a diferencia los chicos quieren lo que hacen” Mas o menos es el mismo dilema “hacer lo que se quiere” o “Querer lo que uno hace” Yo me considero un tipo con suerte, lo que a mi me gusto siempre, lo que amo, resulto ser mi profesion, siento que soy eso desde que naci, cuando hablo, cuando escribo y cuando me apasiono con un caso hasta la irracionalidad. Sin embargo, me resulto facil porque lo que yo amo ademas es una profesion tipica, de las que pones el cuadrito con el titulo y pareceria que ya esta, de las que contesta simple a la pregunta ¿Que haces de tu vida? y de las que despues de contestar nadie te mira de costado. No he tenido que luchar con prejuicios por ese lado. Y los he visto de cerca, mi mejor amigo es musico rockero (no es ni sera jagger) pero siempre vivio de su musica, mi hermana es y fue bailarina y sin ser la Cassano, se sigue ganando la vida en las aulas de danzas. Mi ex cuñado fue futbolista profesional y sin ser notorio, aun sigue ligado al futbol para pagar las cuentas. Cantante, Bailarina, Futbolista, hay que tener lo que hay que tener para vivir con la segunda pregunta “¿Y ademas que haces?” Pero supongo que al final del dia , la satisfaccion de ser lo que uno es debe ser increible. Ojo, a mi me pasa pero lo mio no tiene el mismo valor porque nadie me pregunta si ademas de lo que soy , soy otra cosa. No se si me explico pero si como vos decis esto es un transitar un camino, el mio se me ha hecho facil. Con el tiempo espero poder dejar de decir “Abogado” y decir mi otra pasion “Escritor” muero por empezar a decir “Escritor” y que me miren de costado como a un fracasado. Naturalemente no me importa ! Ademas como vos bien decis en lo que hago me va bien, estoy pensando en hacer algo donde no vaya ganando, para ver nomas. Abrazo

  4. Monica

    Esta interesante tu opinión acerca del amor hacia hacer algo o que se genere el amor con el tiempo…

    Que padre sentir inspiración con personas como tu, que hace cosas interesantes, y para compartir.

    …Siento que en este momento yo me encunentro en esa parte para donde ir, porque como bien dices, hacer las cosas por compromiso no salen bien.

    Tomare la frase que dices para seguir adelante, espero encontrar mi camino, y seguir más de esos cinco minutos.

    Gracias.

    • Mónica, espero que hayas encontrado el rumbo. Ayer escuché en un programa radial de Argentina cuando contaban sobre la negociación de un contrato para un nuevo programa, y el conductor decía: “Acepto, pero con la única condición de hacer lo que yo ame. Y no porque quiero demostrar una posición de fuerza o querer ser estrella, sino porque ya es demasiado difícil hacer las cosas bien cuando amas lo que haces, imaginate si encima haces algo que no amas”. Muy fuerte…

      Un beso, espero que todo marche excelente!