Hasta la Innovación tiene una parte aburrida

Durante el 2011 me suscribí a la revista Gestión (link al post) y ha sido una gran experiencia. Escribo las primeras lineas de este artículo en base a una idea que me surgió al leer el editorial de la revista Gestión edición Septiembre-Octubre 2011. La nota se titulaba “Recursos del Conocimiento“. Comparto el primer párrafo para contarles como nace este post:

En las organizaciones industriales, basadas en las máquinas, los principales requisitos de talento se satisfacían con la contratación de técnicos y profesionales capaces de organizar la operación de esas máquinas y sacar de ellas lo mejor en términos de rendimiento. No había mucha posibilidad de “crear” en el ámbito laboral -y mucho menos en el fabril-, con excepción de las áreas de investigación y desarrollo o de diseño en las que se ideaban esas máquinas.

O en mis palabras: La porción innovadora es la que crea (en el mejor de los casos), pero quien más tarde ejecuta los procesos generados por esa innovación pueden resultar tan rutinarios y aburridos como los de una época más cercana a la revolución industrial. Entonces lo que me pregunto es, ¿cómo podemos hacer para llevar la parte divertida de la innovación a toda la organización?

Si la pregunta es esa, de una cosa estoy seguro: No aportamos valor desde un equipo de Innovación, sino generando compañías innovadoras en general. Si tuviera que pensar en un proceso básico de innovación que permita que todos puedan jugar a crear, sería algo así:

20111003-163816.jpg

El problema es que, así y todo, no terminamos de erradicar las tareas “aburridas”, por lo que sigo con mis preguntas: ¿es eso posible? Siempre vamos a necesitar liquidación de sueldos, lineas de montaje repetitivas y balances anuales, no veo una escapatoria a eso. Es más, cuanto más nos esforzamos en ser creativos más trabajo aburrido generamos (alguien tiene que producir, ¿no?).

Si siguen el proceso que propuse, van a ver que la idea es que cualquiera pueda tener una porción de innovación, cualquiera puede ser creativo. Basta de salas de reunión cerradas por científicos locos con los pelos alborotados y guarda polvos blancos que no sabemos lo que hacen. Mantengámoslo simple, cualquiera puede generar una idea de valor, así que solo tenemos que articularnos para empezar a escuchar y actuar en consecuencia.

Quizás no podamos erradicar por completo las partes aburridas, es verdad, pero quizás podamos incrementar las situaciones donde somos creativos y nuestras ideas se escuchan.

¿Qué te parece?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 2 Comentarios

  1. Dario Pro

    Estimadisimo Rodo. Entre las resoluciones de este año nuevo esta la decision de leer a mis amigos con un poco mas de asiduidad. Es dificil lo que planteas. Creo que siempre la rutina pierde gracia y que el trabajo en si mismo , y en especial el de fabrica u oficina es rutinario por naturaleza. Lo que crece y se efectiviza por sistema y proceso standarizado se vuelve rutinario como un agregado no deseado pero intrinseco. Es todo un trabajo el que vos planteas: resultados sistematicos sin rutinizacion parece imposible. No creo que pase por incentivos y motivaciones al empleado. Eso es al margen de lo que escribiste. Es otro tema. Bueno, Rodo como siempre tu post me deja pensando. Creo que es la idea ¿no? Un abrazo
    PD: No te tires en contra del Doc Brown y sus pelos alborotados porque se pudre todo. Ojo, que el cientifico moderno no esta mas esteriotipado asi, hoy esta mas cerca del Dr. Sheldon Cooper. Knock, knock, Rodo! Knock knock Rodo! Knock knock Rodo!

    • jajaja jamás me metería con el Doc. El tipo inventó una máquina para poder certificar si, como él mismo afirma, Pelé hizo más goles que El Diego, eso es algo grande, jamás lo subestimaria!!

      Por otro lado, comparto que no es fácil, en lo absoluto. También creo que hablar de una organización que sea 100% innovadora es encarar el tema desde un enfoque que pone en riesgo esa innovación. Si lo que queremos es jugar a la play en la sala de relax y tener un starbucks donde pedimos lo que queremos, olvidémoslo, no creo que pase, a menos que alguien nos pague para testear juegos o café ;). Lo que si podemos hacer es laburar en nuestros procesos corporativos (u organizacionales, lo que fuera) para generar valor y motivar desde ahí. Al menos a mi me motiva poder llevar mis ideas a la práctica y ver como generan valor y riqueza. También es verdad que justo despues de que alguien le dió el guiño aprobador a la idea puede empezar lo aburrido y rutinario (Hacer un Business Plan de algo que te apasiona puede ser entretenido, pero si es tu laburo, quizás empieza a hacerse pesado). Lo que planteo es que laburemos en esos procesos para asegurar que todos podemos ser creativos e innovadores para (a) generar valor y (b) contar con una herramienta de motivación extra que provea un win-win entre empleados y accionistas. ¿Difícil? No se me ocurre algo más difícil en este momento.

      Abrazo grande y muchas gracias por participar!!

      NOTA: En cuanto a la Motivación mediante incentivos y premios, creo que está lejos de ser una opción viable (post basado en los estudios de Dan Pink): http://bit.ly/fadodN