¿Por qué grandes equipos no generan grandes productos?

He visto muchos equipos de trabajo excelentes: Ingenieros muy creativos, artistas con unas ideas increíbles, directores que tomaban excelentes decisiones bajo presión, etc. En pocas palabras, profesionales de esos que no abundan. Pero, ¿tenerlos en el equipo garantiza el éxito? O incluso, ¿asegura que podremos generar grandes productos por tenerlos en nómina? Lamentablemente, ambas respuestas son un NO. Quizás, algunas veces, funcione. Pero la mayoría estoy seguro que solo tendrá un resultado medio, muy por debajo de la excelencia. Pero,

¿por qué no logro que mis productos sean excepcionales si tengo a los mejores?

Si mal no recuerdo, este es uno de los post donde más preguntas me planteo. Para simplificar, ¿Qué necesitamos para que esos equipos con individuos excelentes sean un equipo excelente de resultados excelentes? Si ya tenemos el primer ingrediente (personas excepcionales), nos están faltando tres ingredientes:

  • Visión. Los objetivos del equipo son importantes, pero una vez que están bajo control y encarrilados la visión compartida como equipo es la que convertirá simples productos en GRANDES productos.
  • Rebeldía. OK, cumplimos con nuestras responsabilidades  y también tenemos la visión hacia donde ir, pero para llegar a donde nadie más ha llegado, es necesario hacer algo más que seguir ordenes. A veces es mejor pedir perdón que permiso (ojo, no hay que abusar de esto, una cosa es ser flexible y otra muy distinta incumplir o romper reglas).
  • Liderazgo. No hablo necesariamente de un líder con nombre y apellido, sino del liderazgo en general. Con un buen gestor se alcanzaran los objetivos del equipo, con liderazgo se irá más allá de los objetivos del equipo.

Como dice Moisés Noreña de Whirlpool, la innovación tiene que ver con los procesos (y con la agilización de los mismos, su integración y visión integradora). Lo que yo le agregaría a quienes ejecutan esos procesos, es decir, esas profesionales excepcionales ya que los productos son creaciones de personas y no de compañías.

Si sos el propietario de la compañía o un gerente entusiasta que se está preguntando lo mismo que yo, te recomiendo no manipular ni forzar las situaciones. Intentá facilitar lo que se necesite (herramientas, recursos, etc.) y asegurarte de tener a los mejores. Si ya los tenes, dales espacio y autoridad. Con ese juego de cuatro puntas ([1] Profesionales [2] Recursos [3] Espacio [4] Autoridad) se va a empezar a formar el ecosistema donde florecerán grandes proyectos. Eso sí, nunca te olvides de tu rol de facilitador y de visión “externa”. Hasta llegar a esos productos excepcionales vas a pasar por muchos prospectos deficientes, y tu rol es ir marcando el rumbo.

¡Éxitos!

 

Foto por Jordanhill Scholl D&T Dept

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay un Comentario

  1. Dario Procopio

    La verdad que tu post me deja varias sensaciones. La primera es que el tema seguramente debe dar para debate mas alla del espacio que le podes dedicar en tu blog. Es decir me parece un tema complejo y con muchas aristas y variantes. Quizas por eso te hagas tantas preguntas. Siendo un tema para largo, se luce como una gran virtud tu poder de sintesis para llegar a plantearlo y dejarnos pensando. Cobre el contenido en si, creo que nada ocurre por casualidad y aun Newton era un excepcional fisico cuando vi la manzana caer. Es decir, las personas excepcionales, el recurso humano real es la piedra basal, quien no lo ve asi se esta poniendo un techo al progreso, se esta metiendo en un callejon sin salida. No llego a comprender bien la funcion de liderazgo y autoridad. Es decir, entiendo lo que significa pero me cuesta ensamblarlo en coexistencia y simbiosis corporativa con profesionales excepcionales. Buen post Rodo. Estuve mirando y tengo alguno que otro atrasado, tengo que ponerme al dia. abrazote