Que tan seguido conversas con tus empleados?

Los que leen desde hace tiempo el blog, saben que me gusta mucho escribir sobre diferentes ventajas de la conversación, contando experiencias que fui viviendo.

En los últimos 15 días, viví 3 experiencias muy fuertes donde creo que lo que falló no fue la comunicación, sino la conversación.

Una de ellas, es referente a una persona con la que solía trabajar. En una charla, me comentó que no se está sintiendo muy bien en la oficina por algunas cuestiones muy variadas (no es escuchado, no lo tienen en cuenta, lo dejan de lado al tomar decisiones, etc), y eso hace que esté muy desmotivado y hasta con ganas de cambiar de trabajo.

Por el otro lado, pero referente al mismo tema, tuve la oportunidad de hablar con el superior actual de esa persona. Me comentó que es un profesional de mucho valor, pero que últimamente no se está involucrando de lleno en los temas importantes del equipo, y hasta se muestra pesimista ante cada proyecto o idea nueva.

Conversé con los dos, y hubo una pregunta que (a proposito) hice coincidir: Que piensa fulano / falinito al respecto?
Los dos contestaron muy parecido conceptualmente hablando: Sabian lo que les contestaría la otra parte.

En mi experiencia, está situación no se soluciona sentándose a charlar hoy, con el objetivo en agenda de revertir la situación en cuestión. Es más, si ese esa es la meta, creo que el resultado sería todo lo contrario.

Tener una relación sana con los compañeros, amigos o empleado/empleador-jefe tiene varios pilares fundamentales. Uno de ellos es una conversación fluida y frecuente.

Yo me lo tomo como un proceso de aprendizaje donde tomas lo que realmente te es significativo y te agrega un valor. De esas conversaciones, podemos hacer exactamente lo mismo con un poco de esfuerzo.

Como conclusión, sigo pensando que la comunicación y la conversación son cosas totalmente distintas, y -especialmente- aquellos que tienen equipos a cargo es fundamental que practiquen ambas, y no descuiden ninguna de las dos.

Que opinas?

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay un Comentario

  1. kmuz

    La verdad es que me siento super identificado, para no decir que se trata de mi por que no soy el centro del universo, creo que de mi parte esta abierta la posibilidad de conversar, ahora tambien pienso que depende mucho de si la persona que tenes como jefe tiene la intencion de hacerlo o realmente mientras cumpla con las tareas le da lo mismo como estas, tampoco analiza como es que de ser una persona efectiva y que aportaba soluciones paso a ser todo lo contrario y que hacer para solucionarlo. En algun punto se me pidio un cambio por el grupo, se hizo el cambio y hoy estoy relativamente bien con todos, pero tambien soy parte del grupo por lo que pienso que merezco como cada integrante que se busque algun tipo de solucion conjunta entre el resto y yo o entre quien coordina y yo, siempre y cuando yo este decidido al cambio, que por cierto lo estoy.
    Tambien es importante tener en claro que una persona que no molesta en los objetivos de tu funcion y la del grupo necesita ser ayudado/comprendido y escuchado en el caso que personalmente no se sienta comodo, una persona comoda en el grupo, y sabiendo que puede contar con quien lo dirige se siente mucho mas parte del proyecto y de sus tareas diarias, ese es mi pensamiento y el sentimiento que me recorre hoy en dia.