Herramientas y habilidades para identificar a líderes exitosos

¿Quién no desea tener éxito? ¿Ser el mejor en lo que hace? Lograr esa excelencia se basa en innumerables factores, pero como indica el título (tanto así la temática general de este espacio), nos enfocaremos en nuestra gente, la gestión, y el liderazgo.

Hoy es nuestra la responsabilidad de dirigir la compañía, pero mañana llegará nuestro retiro y no querremos estar involucrados en todas las operaciones. Formar un legado, y una empresa que continúe persiguiendo ideales, y se mantenga open minded no es fácil y es por ello que identificar líderes es una empresa difícil de ejecutar.

Es muy probable que los que están leyendo, hayan entrado por buscar en google, bing, yahoo!, etc, verdad? Es decir que la temática en cuestión les preocupa. Apuesto mi imperio (¿?) a que se han encontrado con varios textos hablando sobre detección de talentos, describiendo herramientas exitosas y competencias y habilidades a desarrollar para poder detectar eficientemente este tipo de perfiles, y demás textos e infografías, ¿no es así?

Yo me disponía a lo mismo. Generar mi propio set de herramientas y habilidades que me viene dando éxito (no siempre, por supuesto). Descomponerlas. Analizarlas. Compartirlas.

Así que, empecé con mi “proceso de descubrimiento”. Me senté en mi oficina con un par de hojas A3, y empecé a armar mapas mentales.

Bueno… más o menos. Solo estaba el título, y allí estuvo solo durante largo rato. Solo, huérfano y sin hijos. Sin más tópicos o ideas con quien relacionarse y generar un concepto claro y que, por supuesto, intente aportar valor.

Empecé a irme por las ramas, para ver si después podía volver:

  • ¿Qué busco en un líder?
  • ¿Qué me falta a mí como líder y me gustaría que tengan los que me continúen?
  • ¿Cuánto tiempo lleva desarrollar dichas competencias?

Dí vueltas, y vueltas. Garabatee, tweetee, leí el diario, algunos blogs, volví a garabatear. Pero lo que escribía no me hacía sentido. No podía lograr darle palabras al método que yo mismo uso para detectar líderes.

Levanté el teléfono, y empecé a preguntar:

–        Ché… ¿vos cómo identificás líderes?

–        ¿Para el fútbol?

–        No, para el laburo… ¿cómo identificas “líderes”?

–        ¿Supervisores, Gerentes, etc?

–        Claro, claro

–        Me confundís Rodo… no sos vos el que dice que no son la misma cosa…

Y tenía razón… para mí una cosa es Management, y otra liderazgo. En palabras de Drucker “Management is doing things right, and leadership is doing the right things”[1]

Gracias a esa charla pude redefinir lo que buscaba, recuperar mi norte. Bueno, o al menos el de esta empresa.

Empecé de vuelta, esta vez en el pizarón (disculpen, no tenía cámara así que les reproduzco en paint)

Si hubiera empezado los garabatos antes de la llamada telefónica habría quedado algo así:

Por suerte, la llamada me devolvió a mi ruta, y este es el resultado:

Entonces, baso mi selección de líderes en 4 ejes:

  • Que la persona sea reconocida como líder por sus compañeros
  • Que discuta las ideas presentadas y los paradigmas, intentando mejorarlas/os.
  • Que sea un luchador de lo que cree necesario cambiar y mejorar
  • Que sea promotor de las ideas de sus pares, y generador de nuevas ideas

Ahora sí estoy contento con el resultado. Refleja tal cual mi percepción y mi método personal de identificación de líderes.

Ahora se preguntaran sobre las técnicas para realizar la detección, ¿verdad? Bueno, las paso a detallar:

  • Converse con sus pares, y con los pares de esa persona y con los reportes directos de la persona (si tuviera)
  • Intuición: ¿Qué le dice su instinto que pasará con su equipo cuando le dé un cargo a esa persona?
  • Corazón: Consúltese a sí mismo. ¿Qué le dice su corazón sobre esa persona?¿Lo hace sentir cómodo con la idea?

No tengo mayores recetas, así es como me guio en la vida real. No hago un análisis cuantitativo de cualidades y experiencia. Me dejo llevar por lo que mi corazón me dice sobre esa persona, y me voy nutriendo de lo que los demás perciben.

Espero que les sirva para complementar vuestros procesos, sacar ideas o solamente conocer la experiencia.

Post Data: Este post lo empecé a escribir en la oficina, y lo estoy terminando en plenas vacaciones, en días de navegación entre un puerto y los que vendrán.


[1] Management es hacer las cosas correctamente, liderazgo es hacer las cosas correctas.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 6 Comentarios

  1. Laura

    Hola Rodo

    Me gustó la reflexión, intesantes las cualidades que mencionás. Me siento identificada en especial con la de “que discuta mis ideas con frecuencia”.

    Esta idea me llevó a pensar que si bien me encanta debatir, identifico algunas pautas para discutir y otras cosas que me desalientan a hacerlo:

    – discutir implica saber que existe una cuota de consensos previos (“no es personal, sólo negocios” dirían en el Padrino=) No te estoy cuestionando a vos, sino tus ideas.

    – implica confiar en que el otro va a aceptar una opinión distinta a la propia, en el caso de que sea mejor. Si sé que es en vano discutir porque no estás abierto a otras ideas, voy a buscar la forma de hacerlo por otro lado y no voy a gastar energías en discutirlo con vos.

    – y principalmente para mí discutir en forma frecuente implica saber seleccionar las “batallas” y saber cuando NO discutir. Sin autocontrol, discutir mucho y estar empecinado en una posición no tiene buenos resultados.

    Esa cualidad, la de autocontrolarse y conocerse no la vi reflejada en tu listado. Me gustaría saber si la incluirías.

    Un beso
    lau

    • Rodo

      Lau, muchas gracias por el comentario. Como siempre querés ir un poco más allá y eso es algo que me encanta.
      Es la tercera vez que empiezo a escribir (la primera ya había terminado), pero por un error -claramente humano- los perdí. Ahí voy de vuelta con mi respuesta:

      Conocerse es importante? Totalmente. Pero no lo digo desde un punto de vista social, sino más bien metafísico. Saber quien soy, quien quiero ser, que quiero lograr. Saber que no soy, y que no quiero ser.

      Durante la última semana estuve avanzando en uno de los capítulos de mi futuro libro (que viene muy lento) sobre el aprendiz. El subtitulo es “Ignorancia y pureza”. Ignorancia porque desconoce lo que se le va a enseñar, y pureza por la reacción de asombro y admiración por lo que va aprendiendo. Creo que el conocerse tiene mucho de eso: Saber quien soy, y quien quiero ser hace que vayamos tomando conciencia de lo que no sabemos (en cuanto a conocimientos, herramientas, competencias, etc.) –> Me dejás pensando para futuras actualizaciones de este tema.

      En cuanto al auto-control, lo veo como una de las piedras fundamentales del carácter de una persona. Quizás no de las primeras, ya que para lograr auto-controlarnos creo que debemos lograr poner algunos otros ladrillos en la pared de nuestra personalidad.

      En los 4 ejes que planteo intenté no tener en cuenta estas cualidades, aunque quizás sea bueno desarrollarlas un poco, no?

      Y vos Lau, ¿qué pensás?¿Que valorarías si tuvieras que identificar a una persona que sea tu legado?

  2. Lucas

    Rodo, que pensás acerca de la geografía y la cultura social en la que se encuentra inmerso el líder a detectar? Crees que pueda ser un determinante para tus 4 ejes? Un abrazo!

    • Rodo

      Lucas querido! Muchas gracias por el comentario. Quizás necesito un poco más de info para poder contestarte. En geografía querés decir dependiendo donde está físicamente el candidato con respecto a sus pares, empleados o superiores? Si es así, HACE MUCHO MÁS DIVERTIDO el proceso!

      Teniendo equipos remotos y virtuales hace que tengamos que esforzarnos mucho más para lograr objetivos que -estando en el mismo lugar- serian más sencillos. Creo que esa necesidad hace que los líderes puedan destacarse mucho más, pero uno como jefe tiene que permitirles acción (empowerment), y para una persona medio obsesiva o controladora se complica un poquito :).

      Si hablabas de geografía en general (por ejemplo, en Paraguay sirven estos ejes?), creo que es totalmente aplicable. En cuanto a la cultura social, entiendo que son ejes bastante estándar, y no hablan de algún dogma especial. Lo que si me parece determinante, es la cultura organizativa de la organización (duplico punto, como diría Matías Martin). Cada grupo de gente genera sus propias reglas y estatos tácitos y/o explícitos, y eso lo convierte en factor determinante a la hora de elegir un líder.
      Por ejemplo:
      Un líder que a vos te satisface y nuclea los 4 ejes, en una organización gubernamental determinada no sería tenido en cuenta.

      Ojo, para mí un líder es un líder, aunque acá lo estoy mirando con mi propia lupa. Con esto quiere decir que los factores pueden ser determinantes o no, pero el ojo que los analiza es siempre el mismo. Lo que sugiero, es mantener ese ojo entrenado, e intentar conectarle un oído.

      Para vos, Lucas, cuales son los factores determinantes?

  3. Laura

    Coincido con vos Rodo!

    Y estamos en la misma sintonía, me refiero a conocerse en un sentido metafísico. Saber qué quiero, qué puedo y qué estoy dispuesta a dar a cambio. Y también igual de importante tener claro qué no quiero, en qué tengo que pedir ayuda y qué no negocio.

    Con respecto al auto-control, me gusta la idea de que viene después de los ladrillos de conocerse. Me deja pensando.

    En lo personal, el auto-control lo asocio con relajarme y de nuevo, con no discutir todo. Liderar es también dejar que el otro se equivoque. Dejar que las cosas se hagan 8 puntos, en lugar de 10, pero priorizar que salgan.

    Y en este punto retomo las preguntas con las que iniciaste el post: tener éxito podría ser NO ser el mejor, sino simplemente HACER. Lo mejor es enemigo de lo bueno, hay que saber cuando dejar de corregir. (y ni hablar si trabajás en un grupo en vez de en una estructura jerárquica)

    Y mejor ejemplo es el de las faltas de ortografía que hiciste público. Antes de marcarte las faltas voy a tantear que no te enojes o que lo vayas a tomar en forma personal, generando un consenso en ese punto.

    El reemplazante del líder que yo buscaría tiene que poder diferenciar cuándo marcar hasta las comas, y cuándo ver la idea general sin prestar atención a esos errores. Porque si bien el reemplazante “ganaría” la discusión porque son reglas ortográficas, por discutir podés quedarte inmóvil sin hacer nada. Que me parece sería un error más grave.

    Pero también buscaría que se atreva a generar esos espacios de consensos y que tenga las hagallas suficientes para decir: “mirá que acá hay un error” cuando todos dicen “está divino”.

    Es decir, que deje pasar alguna victoria pero que no tenga miedo a perder.
    😀