Jefes motivados, empleados no

Me llegó hace algunas horas una nota publicada hace algunos días en el diario de La Nación de argentina, titulada Jefes, motivados; empleados, no.

La nota se basa en una encuesta de USG People

Entre otras cosas, los resultados muestran que 3 de cada 10 jefes estan convencidos que sus empleados no estan motivados, y 2 de cada 3 admiten desconocer las herramientas para solucionarlo.

La nota cuenta un ejercicio que consta de dos preguntas realizadas a los empleados que cubren posiciones de jefatura: ¿Por que trabaja la gente a su cargo? – A lo que, es muy común (por lo que dice la nota) escuchar respuesta como: “Por necesidad” “Porque no encuentran otra cosa“.

La segunda pregunta es ¿Por que trabajo yo? En este caso, las respuestas suelen tener otro color, y son más del estilo: Porque me gusta el desafió, porque me gusta lo que hago, etc.

Lo remarcable, es que los resultados se van repitiendo en -casi- todos los escalofones en los que se pregunta. En otras palabras, los jefes solemos ver a nuestros empleados como trabajadores motivados unicamente por lo económico y como que poco los ata a la empresa.

Para graficarlo mejor, yo veo a mis empleados desmotivados, pero a mi mismo como un héroe que está aquí porque es mi vocación. Pero mi jefe tambien me ve desmotivado, y piensa que estoy aquí porque no consigo algo mejor. Él es que que está aquí por verdadera vocación (aunque ya sospechan que pensará su jefe, no?)

Cuando estaba leyendo esto, y empezando a escribir el post vino mi jefe, y se lo comenté y nos reimos juntos – casi confirmando el estudio en nuestros casos.

Me quedo reflexionando, y me quedo pensando en que quizás responder rápido nos hace equivocar y -automáticamente- incrementar la estadística que mantiene este estudio. Quizás los empleados no trabajan con nosotros por lo que creemos, y quizás nosotros tampoco lo hacemos por lo que afirmamos. En mi caso… lo sigo meditando.

Que opinas de tus empleados? Y de vos mismos?

Que pensas que piense tu jefe?


Fotografía por: whatmegsaid

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay 8 Comentarios

  1. Buena inquietud que nos dejaste che y upongo que todos lo tendremos que meditar.
    Mi caso personal: honestamente no se los motivos por los que mi jefe trabaja, pero no lo veo desmotivado. Yo estoy desmotivado? Supongo que tengo mis días, y si llego a caer que realmente estoy desmotivado, renunciaré.
    La palabra “desmotivado” es mas fuerte de lo que parece y a veces habría que prestarle un poquito más de atención. Gracias por el aporte y saludos!

  2. Totalmente de acuerdo, me parece que muchos jefes, se olvidan del verdadero valor de sus recursos humanos, y no los tienen en cuenta como tales, sino como gastos en ves de recursos, y no se preocupan en lo mas mínimo en su nivel de motivación, comodidad y satisfacción.

    Yo opino que en muchas pequeñas y medianas empresas, tanto empleados como jefes, piensan que esto de la motivación laboral ocurre solo en las grandes empresas, ya que conlleva tiempo y dinero.
    Pero no creo que sea así, se debería fomentar la integración y la motivación aunque sea con pequeñas cosas, un desayuno sorpresa, un almuerzo en grupo, una charla semanal o una simple reunión en donde te pregunten solamente como estas y no cuanto facturaste…

    Como deportista creo que la motivación mueve multitudes, le da coraje al mas cobarde y refresca nuestro temple.

    Lamentablemente en mi caso, todavía no se dieron cuenta de ello…

    Felicitaciones por el post
    Saludos

  3. Roberto F.

    Casualmente, esta semana se dio una situacion en la cual mi jefe dijo que si nos quedabamos sin trabajo a el le “ch* un huevo por que total vivia con la vieja” pero aduciendo a varios del tean, “Ustedes estan jodidos por que necesitan trabajar, tiene otras responsabilidades” creo a mi entender que es claro ejemplo de como muchos jefes consideran a sus subordinados, o sea “”Por necesidad” “Porque no encuentran otra cosa”.” y no por la motivacion de cada uno o por que verdaderamente esta motivado con la tarea que desarrolla o en la empresa que trabaja.
    Me gusta que estes posteando mas seguido. Felicitaciones.
    Saludos.

  4. Rodo, si son 3 de 10 los que están convencidos que sus subalternos no están motivados, en realidad para sacar una conclusión habría que saber que pasa con los otros 7 de la encuesta.

    • Rodo

      Totalmente de acuerdo Fernando… estuve intentando encontrar la investigación original a la que hace referencia La Nación pero no tuve suerte o no supe buscar. Si alguien la encontré y me hace el favor de compartirla, les voy a agraceder!

      Abrazo

  5. Nanim

    He trabajado con pasión y cada día ha sido un desafío y una prueba, tal vez porque siempre traté con graves problemas humanos: delincuencia y abandono infantil, abusos, violaciones, abandonos y adopciones, divorcios, tenencias, alimentos, violencia familiar, sucesiones, deudas… Pero también asumí desafíos que implicaron aprender lo desconocido, ya sea gestiones de protocolo en altas esferas o atención de licitaciones.
    Nunca tuve un día igual a otro.
    ¿Motivación? sí, resolver algo, dar soluciones, contener, estar abierto al otro sin prejuzgarlo, y aprender que yo tenía más herramientas y oportunidades que miles de otros.
    He sido total y absolutamente perfeccionista, he propuesto cambios siempre para evitar burocracias, me he llevado el trabajo a casa porque las exigencias de los plazos lo merituaban.
    Un sueldo, sí, para mantener a mi familia. Típico de madre divorciada con niños pequeños.
    Pero ante todo, el otro que de mí dependía, de mi sensibilidad, mi acción pronta, mi capacidad de interpretarlo y de representarlo.
    Algunos jefes supieron apreciarlo. Y trabajé muchos años con ellos. Otros, vieron peligrar su lugar, o sintieron cuestionada su función por su ineficiencia. Esos, me apartaron.
    Creo que no hay nada peor que la rutina y que nadie te plantee desafíos, que no crea en que sos capaz de dar y ser más.
    ¿Retribuciones? eso llega, cuando uno realmente satisface a sí mismo y al otro y puede exigirlo a cambio.

  6. Que tema eh , la motivación, fundamental en cualquier ámbito laboral, cualquier empresa o entidad u organismo publico, etc. Etc. Deberían tener como situación ideal , tener a sus empleados motivados, o a la mayoría, lo que se me ocurre es que a todos no nos motivan las mismas cosas, ni los mismos objetivos, por mas que trabajemos en la misma empresa y ni siquiera en el mismo sector, quiero decir por ejemplo mis trabajos en relación de dependencia cuando era mas joven mi objetivo era escalar posiciones en la empresa, por eso siempre me desempeñe en áreas comerciales, me parecía mas fácil desde ahí, pero en otros momento me movilizaba el hecho de financiar algún emprendimiento( tuve algunos con poca suerte), o tenia compañeros que solo los motivaba el hecho de ganar mas dinero o darle una buena educación a los hijos , imagínense, si yo mismo cambie tanto la forma de ver el trabajo , como cambiaria eso si cambiamos de punto de vista , es ahí donde debería entrar en acción un modelo de trabajo donde los jefes se involucren mas con los empleados o rrhh que tal ves están mas capacitados para detectar lo que moviliza a la gente, no digo a cada uno en particular como seria ideal, en una empresa chica se puede hacer, pero una de mayor envergadura no , o no se eso lo tendrán que analizar los que saben del tema yo solo comenta una idea bastante primaria que se me ocurre ahora.. Igual creo que el articulo habría que leerlo bien y me parece que en una segunda lectura o línea de bajada lo que nos esta mostrando, o por lo menos lo que a mi me llama la atención, es como nos vemos a nosotros mismos, y como vemos a los demás , si contesto sobre mi persona , me puedo explayar ampliamente, y justificarme, y engañarme un poco!!, ahora si contesto sobre otro, tengo las mismas herramientas para evaluar? Las mismas ganas de de encontrar un porque a lo que hace? Creo que efectivamente la espontaneidad no ayuda a esta estadística caprichosa

    Interesante post, nuevamente me quedan dando vuelta en la cabeza algunas reflexiones.
    Tenkiu
    Daniel.