Por qué Superman no es un buen líder

Antes que nada, debo aclarar:

¡Soy fanático de Superman!

Pero más allá de eso, hay un mensaje tan ambiguo que nunca logré perdonar. En realidad logré olvidarme durante mucho tiempo del primero de los mensajes anti líderes de la saga Superman, pero en la versión de 2006 (Superman Regresa) ya no pude, más allá de mi afecto por el personaje, mirar para otro lado. Seguramente muchos de ustedes estén leyendo estas primeras oraciones y piensen que me volví loco…

¿Cómo Superman, uno de los héroes más grandes de todos los tiempos, podría ser un ejemplo de lo que un líder NO debe hacer? ¿Por qué Superman no nos dió ejemplos de buen liderazgo?

Un líder, más allá del contexto, es aquel que -lejos de elegir conscientemente- empiezo a seguir. Proyecto lo que quiero ser, sigo sus ejemplos para tener su aprobación y que esté orgulloso/a de nosotros. Pero Superman no despierta eso. O por lo menos no el Superman de las películas. Todavía recuerdo como si hubiera pasado ayer la primera vez que ví Superman 2 (versión original, de Richard Lester). Me estaba encantando, mi héroe en su mejor momento, luchando contra tres super enemigos y saliendo victorioso. Pero la última escena de la película lo arruinó todo.Para los que no la recuerdan o no han tenido oportunidad de verla, Superman 2 es la película donde el kriptoniano decide renunciar a sus super poderes para poder dejar atrás su alter ego y vivir como Clark Kent, junto a su amada Loise Lane. Cuando están volviendo en auto desde la Fortaleza de la Soledad hacia Metrópolis, la pareja se detiene a cenar en un clásico dinner americano. Allí, antes de poder ordenar, Clark discute con uno de los comensales y terminan en un intercambio de puños, o más bien un monólogo por parte del desconocido que deja a Clark muy lastimado y en el piso. Quizás, hasta ese momento, era la forma que tenían los guionistas de darle la bienvenida al personaje en su vida como mortal. Pero entonces, ¿cuándo Superman deja de ser un buen líder? ¡Cuando recupera sus poderes! Una vez que Clark decide recuperar sus poderes ante la amenaza de sus coterráneos y logra solucionar el tema, Clark decide no dejar la golpiza en el pasado y vuelve al dinner para ajusticiar a quien antes lo golpeó. Los más fanáticos, quizás intentando que el personaje siga en lo más alto del estereotipo del liderazgo, podrían decir que es un guión de fines de los ’70 y el contexto coyuntural era otro, o la explicación que se les ocurra. Pero, ¿qué me dicen de Superman Regresa, del 2006? Cuando Lex Luther crea un nuevo continente gracias a uno de los cristales robados de la Fortaleza de la Soledad, sumado a kriptonita, y Superman intenta detenerlo, no pudiendo consecuencia de los efectos de la kriptonita que se encontraba por todas partes. Luthor, para acabar con su archi enemigo, aprovecha su debilidad y le clava una daga, mientras sus lacayos lo golpean. Superman, arrastrándose, cae al agua y es rescatado por Lois Lane. Minutos más tarde, gracias a un fugaz viaje a las cercanías del sol para recargar fuerzas, vuelve con todo y se carga a los malos. Nuevamente, el mensaje que leo es de un anti líder, que se retira ante una adversidad que lo supera. ¿Qué ejemplo es para los seguidores? Si, también nos da muchos otros ejemplos positivos, pero los negativos -lamentablemente- perduran.

Pasaron muchos años y aún hoy recuerdo muy claros estos ejemplos. Pero, despues de haber escrito estos párrafos, vuelvo a una de las preguntas iniciales:  ¿Cómo Superman, uno de los héroes más grandes de todos los tiempos, podría ser un ejemplo de lo que un líder NO debe haber? Quizás los que menciono son las evidencias de su humanidad, y para poder ser un líder, antes debemos ser humanos. Sensibles. Con sentimientos. Que aman. Que odian. Que se equivocan.

Superman… Por un momento me hiciste desconfiar, pero ahora lo sé: Sos un buen ejemplo de líder, con tus aciertos, tus fallas y aprendizajes. ¡Gracias por la magia!

 

Foto por Tom Raftery

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Hay un Comentario

  1. Otro gran post! A ver yo vivo comparando cosas con peliculas, las peliculas siempre tienen un libro, libreto o guion pero siempre mas o menos originales salieron de la mente de alguien y siempre hay un mensaje, hasta cuando Rambo vacia una ametralladora anti-area contra un jeep. Es suestion de leer entre lineas y estar predispuesto a interpretar. No se va al cine sin despues tomarse un cafe y hablar media hora de la pelicula. Y usted lo sabe ya que me pasaria unas buenas horas con vos conversando sobre cultura pop y de la otra. Volviendo a Superman y sus ejemplos anti-liderazgo te lo llevo a otras dos peliculas, “Unbreakable” y “Kill Bill” , La primera, indispensable para los amantes del comic, de la pluma de Mr. Night Shymalan, mejor escritor que cineasta, cuenta con un monologo pronunciado por Mr. Glass, el villano interpretado por Samuel Jackson, donde explica que el Heroe y el Villano, se necesitan , coexisten, son muy parecidos e incluso tienen respeto mutuo y dialogos amistosos, los mejores villanos son los que el heroe entiende en su ser y accionar, segun el monologo “Son lo mismo solo que estan en los extremos opuestos de una misma curva” En esa linea, Superman puede ser un mal ejemplo y Luthor (especialmente el Luthor de Gene Hackman, puede ser hasta querible) . En la otra pelicula “Kill Bill”, David Carradine tiene otro monologo final, de la pluma de Tarantino, un amante del anime, los westerns spaguettis, los Macarroni War Movies, el Giallo y el grindhouse. Gran combinacion. Ahi Bill le explica a the Bride , que Superman critica al ser humano. Superman es Superman, su disfraz es Clark Kent. Batman, en cambio y por ejemplo, es Bruno Diaz, el disfraz es Batman. Superman es el unico que es al reves, se disfraza de humano, y aparentando extrema debilidad , es una critica caminante y permanente de la naturaleza humana con la que convive. Superman, no es tan bueno, nunca lo fue y por eso yo tambien lo quiero mal. Abrazo Rodo